Es la misma constelación

Me fui cuando comenzaba a entender los vínculos, cuando me permitía descubrir nuevos recuerdos porque sabía que no iba a regresar. El verde de mis montañas, la brisa que nunca era tan fría como para hacerme volar;  me fui cuando empezaba a pertenecer.

Ahora que tengo un gato dormilón, entiendo mi necesidad de independencia, de espacio y de control, me fui porque necesitaba conquistarme, me fui porque quería verte en mi realidad.

Escucho las mismas canciones nostálgicas que escuchaba en lo que fueron mis sofás, no quiero volver a irme para pertenecer, quiero descubrir y conocerte, deseo crear arte como nunca antes, deseo verme despegar para encontrar en mi vuelo un nicho y así, sentir algo que lleve mi nombre, mi verde, mi brisa.


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales @saragrafias

Si no te encuentras en mis letras es porque no has buscado bien

-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ver más contenido: @saragrafias

Comprendiendo la sombra

Recuerdo esos frustrados trazos, en donde la sombra excluía, los primeros bocetos de mi arte que no se conciliaban con su contraparte. Allí apareció una musa con capa de parca, que a mis bocetos iluminó con la profundidad de su claro-oscuro, un degradado de dolor que aún no había integrado a mi vida y que es tan necesario para los artistas.

Cada día que pasa, me doy cuenta que mi musa forma parte de mi matiz y que por su presencia la paleta de colores se ensancha, me ayuda a darle forma a la vida, a entender que entre cada sombra, hay una luz que la compone y viceversa. Ha sido sin saberlo, un maestro que me ha humanizado de las formas más nobles, sus lecciones han forjado mi carácter, han endurecido mi cuero y además, me ha otorgado la capa, que lejos de ser un obstáculo en la indumentaria, es un digno accesorio que completa al mago y a la bruja.


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ver más contenido: @saragrafias

Pasará…

Ya he pagado mi cuota

Por traiciones e injurias

Sin darme cuenta la vida

Me reprochó mi aprendizaje.

 

Ahora disfruto los lujos de una mente serena

De poder dormir por las noches

el llanto no me desvela

no me mantienes despierta.

 

Ya he pagado la cuota

y aunque no tengo presupuestada la suerte

ahora ya no demora la pena

nuevos tiempos me esperan.

 

horse-shoe-110987_1920.jpg


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ver más contenido: @saragrafias

Guardo una ilusión

Tengo una cajita

donde literalmente guardo mis sueños y esperanzas

donde están contenidas mis ilusiones

y fragmentos de mí que cimentarán un nuevo hogar.

 

Tengo una cajita

que de vez en cuando visito

cuido que no se cubra de telarañas

ni de autoengaños

ni de ilusiones falsas.

 

Tenerla cerca es un recordatorio

de que mis sueños están empacados

no son perecederos

y solo están esperando que decida mi norte.

 

Tengo una cajita

que encierra mis recuerdos

los asuntos venideros

lo que no puede abandonarme.

 

Me da fuerzas para levantarme

y así día con día me incorporo

le sumo una prenda más

que cimentará mi nueva realidad.

boxes-3992896_1920.jpg


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ver más contenido: @saragrafias

Hoy hablaremos de: “La Maldita sonrisa”

Una sonrisa víctima de los injertos del amor y una misma sonrisa que es propiciada por la traición.

No es tan complicado discernir cuando te ves engullido en una, ni mucho menos desenmascarar al responsable cuando está sentado en tu mesa. Ahora entiendo el simbolismo de Judas.

“La maldita sonrisa” esa que todos los días te dedican, ahora se duplica.

“Hoy no me esperes despierta ;-)”


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ver más contenido: @saragrafias

Preguntas

Se han marchitado las promesas

pasa factura la ausencia

aun no he notado desvanecer mis ganas

ni la efervescencia de mi risa.

 

 

Contemplo que desde mucho antes

mi lágrima la guardas en tu pecho

el miedo al miedo

por no pertenecer ni al viento.

 

¿Habrá canción que nos salve? 

 


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ver más contenido: @saragrafias

Confusión de tiempos

Se inició una discusión por mi aparente falta de afecto

yo me conozco cuando amo

en ese momento me excusé por mi “natural” frialdad

muy en el fondo sabía,

que no quería aceptar y decir, que no le amaba.

 

 

Se inició otra discusión por mi aparente falta de afecto

en otro universo

yo me conozco cuando amo

en ese momento me excusé por un simple capricho

en el fondo no estaba consciente

de que aquello sí era amor y que realmente le amaba.


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ver más contenido: @saragrafias

La Habitación del pánico

Un ambiente de estudio mal diseñado

la ventilación y luz natural escasas

una habitación llena de trastes

otra poco habitable.

 

La convivencia la hizo mi hogar

más no tardaron en llegar

la pena y contrariedad.

 

 

Paredes enmohecidas en llanto

un episodio cumbre que selló el pánico

dos almas heridas y en guerra

fueron sepultadas en esos pisos sin encerar.

 

 

Los años pasaron

nunca pensé en volverme a encontrar en su umbral

miradas evasivas brindadas

hasta que me invitaron a entrar.

 

 

Mi respiración se hacía espesa

y aunque ahora le adornaban con vibrantes colores

las paredes no dejaban de observarme

y veía ante mí

el papel tapiz del crimen ceder.

 

 

Trataba de observar a mi alrededor

para reconocer lo que el lugar era

no quería permanecer un minuto más

sentada en esa mesa.

 

 

La habitación del pánico

donde el encierro desquicia

acabas huyendo

porque no hay forma de ver crecer las semillas.

 

building-2596807_1920.jpg


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ver más contenido: @saragrafias

El Abandono

Me cuesta escribir, solo tengo una idea clara, y es que tras cada noche violenta, tu recuerdo es lo único que me consuela.

Impregno mis labios con tu nombre, y en un grito desesperado imagino tus palabras rozar mi cabeza.

Eras el único a quien le confiaba mis pesadillas y mis lágrimas, ahora solo me queda echar mano de mí misma, activar el protocolo de seguridad y confiar en que la noche se vuelva día.


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ver más contenido: @saragrafias