Mudanza parte XVI

Estaba lista ya desde pequeña para empacar. Mamá se encargó de que mis procesos de mudanzas fuesen seguros, así que me entusiasmaba la idea de dejar un lugar y conocer uno nuevo (excepto, cuando tuve que volver a la casa Nº 4), sabía exactamente qué era lo imprescindible para mí, sabía qué cosas debían ir en mi caja designada, no tenía pereza en hacer maletas, una nueva aventura me aguardaba.

Con esta breve introducción, te comento que esta será mi 16ava casa, y no te digo las cifras de mi compañero de vida. Definitivamente, estamos atravesados por las mudanzas. De todo este proceso, una de las cosas que más ilusión me hizo, fue el hecho de una frase que le atribuí un significado trascendental, y esa frase tiene que ver con la esencia de la ciudad destino: La ciudad donde nadie es forastero, me caló tan profundamente, porque una parte de mí añora pertenecer, una parte de mí está lacerada por la inmigración, una parte de mí sigue en la construcción incesante de hacer de los lugares que descubro, un hogar.

Entonces entendí con esto, que era una oportunidad para seguir, si ya esta ciudad me había otorgado la característica de pertenecer a las Ciencias y las Artes, esta otra ciudad me otorgaría un encuentro seguro, en el que definitivamente, dejaré podré unirme a la Otredad.


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales @saragrafias 😀 y si te interesa la Psicología sígueme en @creaycala

Soy un ser Omnipresente


No hay que ser un gran detective para encontrarme,  
en este momento, estoy en todas partes, y sobre todo, 
''En las Ciencias y en las Artes''. 

He vuelto a recuperar mis espacios, 
por eso hoy vuelve el reinado de mi Oráculo. 
Y no es que me haya dejado de lado, 
Es que estuve ausente de mis dones. 

Sara Matos

Sígueme en mis redes sociales @saragrafias y si te interesa la Psicología puedes encontrarme en @creaycala 😀

Carta a la Sara del 2021 – 01/04/2020

¿Cómo estás? ¿Cómo te sientes?

La verdad te escribo con un anhelo de que te encuentres bien, sé que quizás habrás lidiado con muchos inconvenientes, así que cuéntame cómo hiciste para seguir siendo así de fabulosa como te construí.

¿Sabes Sara?

Te escribo esto porque dentro de 2 días es tu cumpleaños y por primera vez en mucho tiempo que escribo con ánimos campantes en esta celebración. Me siento feliz, orgullosa, como Sansón, mi fuerza también se halla en la melena. Me siento en sintonía, como a la expectativa de la primavera. Hemos prometido algo para diciembre ¿Lo has cumplido?

No te voy a preguntar mucho más que esto, solamente quería hacerte saber que creo mucho en ti, cuando te miro, observo tu sonrisa y tu dulce capacidad de tornar la desgracia en un recurso para nosotras. Ha llegado nuestro momento, merecías una tregua, merecías conquistar tus espacios.


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales @saragrafias y @creaycala

Voy a recordarlo

Voy a recordar cuando el combo a €6,99 de una pizza, refresco y postre me hacía ilusión. Recordaré cómo juntaba las moneditas para alargar el dinero a fin de mes. Recordaré todas las veces que me dejé para después, cuando mis ojeras sobrepasaban mis cachetes porque estuvimos toda una semana creando.

Recordaré los huecos en la ropa y los malabares que hacía con ella para no verme como un despojo. Recordaré mi sin sentido de pertenencia y las tristezas acumuladas del inmigrante. Recordaré cada deuda y cada desencuentro.

Recordaré todo esto cuando sea la persona que estoy creando, cuando siga siendo la persona disciplinada que me trajo hasta aquí, te recordaré tanto, porque tu me habrás enseñado todo lo que sé.


-Sara Matos-

Hoy

Tengo deudas para tirar al techo,
¿Qué es lo que me motiva?
Mi constancia,
La visión de lo que estamos construyendo hoy. 

-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ser parte de mis historias @saragrafias

Ahora que te has ido

Me hubiese gustado decirte te amo una última vez, y escuchar la melodía de tu voz que rompe con todo lo desajustado. Supongo que vale más una decepción por tu ausencia que cualquier palabra plana que salga de tus dedos, has elegido por ti.

Lloro y no me ves llorar, ya no cuento con más herramientas que puedan reservar tu presencia, me he quedado vacía y sola. Septiembre, el mes donde todo acaba. Gracias por darme otra oportunidad, gracias por volver a confiar en nosotros, gracias por haberte quedado. Lamento no haber sido lo que buscabas.

Otra vez se repite la misma escena ¿Tengo fe? ya me despedí.

Buenas noches, en donde quiera que estés, vuela alto y sé feliz que por mi parte, te amaré siempre.

Adiós.


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ser parte de mis historias @saragrafias

De vuelta

Mi sonrisa volvió a mirar hacia arriba, 
la certeza regresó a mi realidad
entonces el miedo se sentó a mi lado 
y planificamos juntos los encuentros.

Sara Matos

Sígueme en mis redes sociales para ser parte de mis historias @saragrafias

Consciente

Muchos son los momentos de dudas, la incertidumbre cubre toda la escena, las expectativas se inundan de angustia, mientras yo trato de mantenerme serena.

Y no es suficiente decirte que todo lo puedes
es saberte consciente de las decisiones que tomas
entonces será cierto que todo lo puedes
porque tu mente ya creó esa posibilidad. 

No es suficiente lidiar con sus pensamientos incoherentes
es saberte consciente, 
que detrás de una palabra maltrecha
se esconden los miedos, se esconden tus guerras. 

-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ser parte de mis historias @saragrafias

Congruencia

La quietud se siente en mi cuerpo
percibo como cada parte reacciona
todas mis realidades son posibles 
si en lo más profundo así lo creo. 

Esta ha sido la reflexión de la semana, sé que mis letras están acostumbradas a la melancolía, una melancolía que día con día hacía más fuerte, reforzándolo con mi sentir. Sin embargo, este año somos más conscientes y mis letras así lo han querido.


-Sara Matos-

Sígueme para ser parte de mis historias: @saragrafias

Inmigrante

Cuando supe que algunas de las grandes cosas que me pasaban, englobaban la palabra ”inmigrante” comprendí que ya no debía serme ajeno. No tengo que luchar por pretender mi vida anterior, este camino me ha despojado hasta de mi identidad, una de mis partes se encuentra perdida y otra vive ansiosa por pertenecer a la sociedad.

Entonces soy un inmigrante, perdido, pero con muchas ganas de dejar atrás todo lo que me encadenaba y me anclaba a un solo lugar. Ahora forma parte de mí la palabra inmigrante y de la lucha, la exclusión y el trabajo, planeo hacerme responsable.

No veo propio aprovecharme de mi condición solo para que otros me miren, no es mi meta vivirme parásito, al contrario, mi condición me indica el camino hacia mi próxima migración, todo lo que parezca remoto lo pondré a mi favor.


-Sara Matos-

Sígueme en mis redes sociales para ser parte de mis historias @saragrafias